ATE se movilizó en la sede central de ANSES: “El Gobierno pretende el retorno de las AFJP y fugarse todo el FGS”

“Existe un claro intento de vaciamiento del principal organismo de seguridad social en el país. Rechazamos cualquier posibilidad de que corporaciones financieras internacionales vuelvan a hacer negocios con nuestros aportes como ya ocurrió alguna vez”, apuntó Rodolfo Aguiar.

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) se movilizó este miércoles frente a la sede central de ANSES en rechazo a los miles de despidos sufridos en el organismo y el posterior cierre de más de 72 oficinas en distintas provincias del país, las cuales garantizaban la prestación de servicios de seguridad social a miles de personas por día.

“Llegamos a este acto luego de que el Presidente festejara una brutal represión. Milei está enfermo de odio y los estatales enfermos de amor. A la cobardía de quienes gobiernan por las redes y encerrados, le vamos a oponer el coraje de hombres y mujeres que en las calles van a derrotar el ajuste más salvaje que se recuerde”, apuntó Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE.

“Los despidos masivos en la ANSES y el cierre de oficinas en todas las provincias lesiona de manera grave el derecho a la previsión social en la Argentina. Existe un claro intento de vaciamiento del principal organismo de seguridad social en el país. El Gobierno pretende destruir el sistema de reparto público y solidario para favorecer el retorno de las AFJP”, agregó.

En este sentido, el referente estatal indicó: “Tiene que quedar claro que repudiamos y rechazamos cualquier posibilidad de que corporaciones financieras internacionales vuelvan a hacer negocios con nuestros aportes como ya ocurrió alguna vez. Las jubiladas y jubilados que quedan del sistema de capitalización privada son indigentes aún recibiendo ayuda y asistencia del Estado”.

Aguiar aseguró que “no es una coincidencia que alguien como el ministro Caputo se quiera apoderar de un Fondo de Garantía de Sustentabilidad integrado por decenas de millones de pesos”. “Sin lugar a dudas, estamos frente a una banda que se quiere fugar este fondo como ya se fugaron los 45 mil millones de dólares”, completó.

“Si no se determina la inmediata reincorporación de los trabajadores cesanteados y se garantiza el funcionamiento de todas las oficinas afectadas, la conflictividad en el organismo va a seguir en ascenso y serán exclusivos responsables los funcionarios de este Gobierno”, concluyó el Secretario General de ATE.

La principal concentración se dio en la sede central de ANSES, con dirección en Av. Córdoba 720 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero también se replicó en oficinas y delegaciones de todo el país, muchas de ellas gravemente afectadas por los despidos dispuestos por el Gobierno nacional.

ATE informó que los despidos en el organismo de seguridad social se dieron en tres tandas: 350 que habían ingresado como jefes; 120 a partir del DNU 84/23 que rescindió los ingresos de 2023; y alrededor de 900 a fines de marzo. Es decir, más de 1370 despedidos hasta el momento.