Con acciones en todo el país la Campaña contra el DNU ganó las calles

En la Ciudad de Buenos Aires, referentes de las organizaciones convocantes brindaron una conferencia de prensa para exponer los fundamentos de la campaña que busca reunir un millón de firmas contra el DNU 70/23.

Un amplio abanico compuesta por 62 organizaciones sociales, sindicales, políticas, religiosas, empresariales y culturales, entre las que se encuentra la CTA Autónoma, lanzaron una campaña unificada en todo el país para reclamar al Congreso Nacional y a la Corte Suprema de Justicia la anulación y derogación del DNU 70/23 dictada por el gobierno de Milei.

Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de la CTA, abrió la conferencia de prensa señalando que “este DNU, junto con el proyecto de Ley Bases -que se está tratando en este momento en Senadores- implican asumir la suma del poder público por parte del presidente Milei, y la intención de gobernar por decreto profundizando el saqueo y la entrega del pueblo y la nación argentina”.

“Nos hemos unido y desarrollado esta campaña por un millón de firmas para presentar al Congreso de la Nación y a la Corte. El fortalecimiento de la organización y la unidad de nuestro pueblo es fundamental para frenar el saqueo y la violación de nuestra Constitución, de nuestra Soberanía, y de nuestra Democracia.”, sentenció el dirigente.

Seguidamente Lucrecia Monteagudo, de En Foco, destacó la convicción de las organizaciones «de luchar contra este DNU. Tenemos que luchar más que nunca, porque de continuar implica convalidar el saqueo. Sorprende la cantidad de gente que se acerca a firmar, entendiendo que esta causa no solamente nos une, sino que nos da fuerza para decir que esta medida no van a pasar”.

El ex diputado y referente histórico de la CTA Claudio Lozano subrayó «la decisión de ir a buscar a la comunidad para respaldar un planteo que debería haber resuelto por el parlamento y La Corte: La institucionalidad”, dijo y afirmó que “el camino a la suma del poder público y todo el ajuste de este gobierno tiene su base en este DNU. Estamos buscando empapelar la cámara de diputados para voltear lo que sostiene hoy al gobierno nacional, para una rectificación en la política en Argentina”.

Por su parte el dirigente radical Ricardo Alfonsín fue contundente en sus definiciones: “Lo menos que le podemos pedir a la política, es que sea seria. No es serio enviar un decreto como este, el más inconstitucional de los decretos inconstitucionales. Y no es serio dejar pasar el tiempo como hace Diputados. Hace tiempo deberían haber rechazo este decreto que no hubiera ahorrado mucho problemas”.

Silvia Saravia, dirigenta de Barrios de Pie denunció que el DNU 70 «ha venido a derogar un montón de leyes que protegen a nuestro pueblo, a nuestra soberanía y el gobierno de Milei viene por eso. El decreto tiene que anularse porque es inconstitucional y es fundamental estar en cada iniciativa donde la sociedad se organice, debate y busquemos la forma de anular a Milei”.

Desde el ámbito de los derechos humanos la presidenta de la APDH, Paula Topasso puso el acento en que la campaña «nos está permitiendo difundir información, tejer lazos de unidad, consolidar estrategias. La clave para discutir este decreto es mostrar el carácter puramente regresivo de este DNU en materia de derechos”.

Para el dirigente de FORJA Gustavo López «la forma es el fondo, porque el respeto a la Constitución es el fondo del sentido de una democracia. Entonces, especular con la Constitución, es especular con la democracia. El DNU es inconstitucional, y mientras Diputados mira para otro lado, te sube el alquiler y los alimentos”.

Nahuel Levaggi, dirigente de la UTT e integrante de la Mesa Agroalimentaria, señaló el carácter de «resistencia ante el avasallamiento de derechos de todos y todas. Estamos en un momento de mucha confusión. El gobierno trabaja confundiendo al pueblo con falacias, mentiras y es necesario dar las discusiones en todos lados, en las escuelas, barrios, clubes, campo, para entender que las políticas son en contra de todos y todas”.

Claudia Rocca, de la Asociación Americana de Juristas, cerró la conferancia: “Deberíamos reflexionar sobre qué vamos a hacer cuando el ajuste se profundice, qué piensan que va a pasar cuando todo esto se materialice en una devastación social, porque esto se trata de una guerra de nuevo tipo, y la primera bomba fue este DNU, y solamente puede revertirse con una manifestación del pueblo organizado”.

Los organizadores de la campaña remarcaron el carácter nacional de la iniciativa y la voluntad de multiplicar las acciones, de sumar otras organizaciones, hasta alcanzar el objetivo del millón de firmas.