La izquierda y el sindicalismo combativo realizaron un acto en Plaza de Mayo con denuncias al gobierno y fuertes críticas a la CGT

En el Día Internacional de los Trabajadores, el Frente de Izquierda Unidad junto a sectores obreros en lucha y organizaciones sociales y barriales realizaron un acto en Plaza de Mayo, con fuertes críticas al ajuste del gobierno y a la CGT. Alejandro Bodart, dirigente nacional del MST-FITU, señaló: “Realizamos este importante acto de la izquierda junto al Sindicalismo Combativo, las asambleas barriales, el INCAA y las luchas vigentes, a pesar de las provocaciones represivas del Milei y Bullrich, que montaron un operativo policial ridículo para intentar impedir el acto pero no lo lograron. Finalmente realizamos nuestro acto, denunciando el ajuste el curso de Milei y su gobierno al servicio de los ricos. También el rol nefasto de la CGT. Sus dirigentes son unos sinvergüenzas. Mientras dejaron correr la Ley Bases y rosquearon en el Congreso, hoy denuncian en su acto a Milei y su gobierno, ¡cuando no movieron un sólo dedo para frenar la nueva reforma laboral! Intentan imponer una reforma antiobrera que pulveriza derechos sindicales, facilita a patronales a despedir, no paga indemnizaciones, sigue con el trabajo no registrado e impone nuevamente el impuesto al salario. Todo sumado a un ajuste aún más fuerte. Pero la CGT no llamó a movilizar cuando se votaba la Ley y hoy lloran lágrimas de cocodrilo, ni siquiera plantea un plan de lucha. Estos dirigentes no van más. Hace falta fortalecer un polo de lucha alternativo que diga: Basta de Milei, y plan de lucha con paros y marchas hasta derrotarlos”.

Por su parte, la diputada de la Ciudad, Cele Fierro, agregó: “Acá estamos quienes realmente queremos derrotar todo el plan de ajuste de Milei, que estuvimos en las calles desde el primer día y así fue como pudimos torcer el brazo ante el protocolo de Bullrich y la ley Ómnibus original. Este pueblo tiene fuerza para luchar y quedó nuevamente demostrado el 23 de abril con esa masividad en todo el país. Para seguir defendiendo los derechos conquistado y darle un nuevo golpe al gobierno, cuando se trate en el Senado la ley Bases hay que rodearlo en el marco de un paro general. Si es antes del 9 de mayo, la CGT no lo puede ni dudar: tiene que despertar de la siesta, adelantar el paro y llamar a la huelga general y un plan de lucha con medidas escalonadas, hasta enterrar ese engendro anti-pueblo y todo el plan de ajuste de Milei”.