SMVM por decreto: La CTA rechaza el aumento y el mecanismo del gobierno

Con la decisión de anunciar un aumento por decreto, el gobierno está inhabilitando el funcionamiento del Consejo del Salario, herramienta fundamental para la clase trabajadora y la democracia.

El Gobierno Nacional, a través del vocero presidencial Manuel Adorni, anunció hoy un aumento por decreto, el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que será de $180.000 en febrero y $202.800 en marzo. Este anuncio se realizó tras la farsa que se montó la semana pasada en el Consejo del Salario, donde se rechazó la propuesta de las centrales sindicales, y no hubo propuesta del sector empresarial, en sintonía con los intereses del gobierno.

La CTA Autónoma entiende que el aumento anunciado, no solo es insuficiente, sino que es inadmisible. El 30% en dos cuotas implica una pérdida de al menos el 20% de los ingresos respecto de la inflación de estos meses (25,5 diciembre, 20,6 de enero y un estimado del 20% para febrero).

Este aumento aleja aún más el ingreso mínimo de la canasta básica de indigencia (Matrimonio y dos hijxs), que en enero del 2024 fue de $285.561 y su proyección a marzo estaría alrededor de $376.925. Pasó de representar el 65% de la canasta de alimentos para una familia tipo en diciembre, a un 54% en marzo. Esto implica una caída de 10 puntos respecto a la canasta de alimentos, lo cual confirma la política económica del actual gobierno de reducir el salario lo máximo posible.

La Central repudia la forma en que el gobierno intenta abordar el Salario Mínimo, Vital y Móvil de las y los trabajadores, teniendo en cuenta que no se pudo resolver como indica la ley -en el Consejo del Salario-, donde el gobierno debía acercar posiciones entre las partes, algo que no ocurrió. En su lugar, el gobierno y los empresarios hicieron una parodia de una herramienta que es vital para las y los trabajadores, y para los sectores más empobrecidos de la sociedad.

Exigimos una nueva convocatoria del Consejo del Salario, para poder discutir una propuesta de aumento del salario en la que estén contempladas las posturas de todas las partes.

Ante este escenario le exigimos al gobierno que revea su postura. Mientras tanto, desde la CTA Autónoma, seguiremos profundizando el diálogo con todos los sectores sociales para intensificar el plan de acción comenzado con el Paro Nacional del 24 de enero.